Odontopediatría

¿Qué es la Odontopediatría?

La Odontopediatría es la especialidad de la Odontología que diagnostica, previene y trata las enfermedades bucales de los niños y adolescentes.

¿A qué edad se realiza la primera visita al odontólogo?

Es recomendable iniciar las visitas al odontólogo durante el embarazo de la mamá y la primera revisación de la boca del bebé debería realizarse a partir de los dos años cuando termina aproximadamente la aparición de todas las piezas temporales de los niños. Este es el momento oportuno para comenzar a controlar al niño de forma periódica con el Odontopediatra, quien determinará los tratamientos a seguir para la prevención y cuidado de los dientes, de acuerdo al riesgo del niño. Tras la primera revisión, los controles se deben realizar, si todo va bien, cada 6 meses.

Toda consulta precoz de un niño al odontólogo es utilizada como recurso para motivarlo, ya que a través del juego el niño comienza a conocer el consultorio y a habituarse a los aparatos y al instrumental odontológico.

Recuerde que el tratamiento odontológico de los niños debe comenzar con el cuidado y prevención de caries. Si el niño concurre por primera vez al consultorio enfrentando una situación traumática (dolor o infección), ésta experiencia quedará registrada para el resto de su vida como una experiencia negativa. Esto constituye una de las causas más comunes de miedo al odontólogo.

Recomendaciones para los padres antes de la primera consulta con el odontopediatra

La actitud y comentarios de los padres ante las visitas al odontólogo son captadas rápidamente por los niños. Por ello los padres tienen una gran responsabilidad en la imágen que el niño se haga de su primera visita al odontólogo. El primer contacto con el odontólogo es muy importante para la futura actitud del niño ya que repercutirá en su comportamiento en sucesivas visitas.

Es frecuente observar, que llevar por primera vez a un niño a la consulta odontológica, causa mucha preocupación en los padres.

Las siguientes recomendaciones ayudarán a los padres a manejar y controlar de una mejor manera la primera experiencia con el odontopediatra:

  • - Cuéntele a su hijo que irá a visitar al odontólogo. Pero hágalo de manera positiva. Nunca engañe al niño. Le aconsejamos decirle que lo va a llevar al odontólogo y que él es su amigo, que revisará sus dientes y si es necesario lo ayudará curando su molestia, para que se sienta bien.
  •  
  • - Eduque a su hijo para que acepte el tratamiento dental, explicándole de una manera fácil los procedimientos dentales.
  •  
  • - Oculte sentimientos de ansiedad cuando lleve a la consulta odontológica a su hijo.
  •  
  • - No utilice la Odontología como amenaza de castigo, diciéndole, por ejemplo, "Si te portás mal, te llevo al odontólogo".
  •  
  •  
  • - No soborne a su hijo para que venga al odontólogo. Procure no prometer algún regalo a cambio de que se deje atender, esto no es una buena manera de motivación. Por el contrario, en lugar de prometer recompensas, debemos tanto padres como profesionales ayudar al paciente infantil a que comprenda que todo este proceso es con el único propósito de que él se sienta aliviado.
  •  
  • - Felicite a su hijo después de la visita al odontólogo, haciéndolo sentir importante por su participación durante el tratamiento odontológico.
  •  
  • - Evite decirle al niño que cuando el doctor lo examine, no vaya a llorar, que tiene que aguantarse porque ya es grande.
  •  
  • - Si su hijo es bebé, cepíllele los dientes desde la aparición del primer diente. Si es un niño, lávese los dientes junto a él cada día, enseñándole la forma de cepillarse los dientes. De esta manera, cuando concurra al odontólogo estará familiarizado con la técnica.
  •  
  •  
  • - Debemos comprender que si el niño llora, esto será una reacción normal ante una situación desconocida, por lo cual puede estar temeroso. Recordemos que es un niño y no un adulto, para cada edad hay palabras adecuadas que el profesional utilizará para tratar de calmar su ansiedad o temor.
  •  
  • - No exprese al niño miedos o angustias personales relacionados con los tratamientos dentales y evite hacer comentarios frente al niño sobre experiencias dentales desagradables que usted haya tenido.
  •  
  •  
  • - Si el niño tuviera algunas dudas que usted no pueda contestar, bastará que le diga que el odontólogo, su amigo, le explicará todo lo que sea necesario para que él esté tranquilo.
  •  
  • - Le aconsejamos que sus comentarios y su actitud sea comprensiva y motivante, ya que esto dará al niño seguridad en su primera consulta dental.
  •  
  • - Explíquele que existe la posibilidad de que el doctor utilice algún equipo que puede producir cierto ruido. Así si esto sucede, su hijo ya estará preparado.
  •  
  • - Coméntele que los odontólogos utilizan guantes y barbijos, para protegerse ellos mismos y proteger a sus pacientes de las enfermedades.
  •  
  •  
  • - Invite a su hijo a que lo acompañe a su visita al odontólogo, así podrá observar cómo es el procedimiento y comprobar que no sentirá dolor ni saldrá lastimado.

Notas Relacionadas